¿Se pregunta si debe usar lenguaje de señas con su bebé? Podría decirle simplemente, ¿por qué no? Julia Roberts lo hizo, Debra Messing lo hizo, y Nicole Ritchie planea hacerlo. Pero como padre informado que es, usted quiere conocer los hechos y no que le digamos que usar lenguaje de señas con los bebés está de moda.

Creo que la crianza de los niños bilingües gira en torno a la celebración. Celebrar, disfrutar, abrazar y aceptar nuestras raíces, así como aceptamos y abrazamos las de nuestro entorno actual. Las sugerencias que proporciono a continuación provienen de mi propia experiencia como terapista y como madre, pero también de lo que he visto que funciona para otras familias. 

¡Todos queremos ayudar a nuestros bebés a hablar! La mejor manera de hacerlo es mediante el uso de rutinas, esas actividades que realizamos cotidianamente, en algunos casos varias veces al día, transformándolas en herramientas para fomentar la comunicación verbal.

Muchos padres creen que si un niño vive en un ambiente en el que se habla más de un idioma demorará más que los niños monolingües en alcanzar las distintas etapas del desarrollo del lenguaje... 

Leer libros con mucha repetición, como ‘Oso pardo, oso pardo, que ves ahí?’, "La Oruga muy Hambrienta, y "Salí de Paseo". Cante canciones infantiles todos los días. La música, la rima, el ritmo y el vocabulario sencillo usado en estas canciones serán de ayuda en el desarrollo del lenguaje.

Durante los últimos años muchos de mis amigos y familiares se han convertido en padres y a menudo me hacen preguntas con respecto a lo que su bebé o niño debería estar haciendo. Comprendo que el asesoramiento y las opiniones se pueden tomar con cierto escepticismo y que todo el mundo hace las cosas de manera diferente, pero quisiera compartir con ustedes los principales consejos que he dado como respuesta a esas preguntas.